jueves, noviembre 02, 2006

Crónica Malkiana 25


UN GPS DEL CORAZON
O cómo evitar el extravío emocional


Cuando la Flaca, entrañable amada amiga, me pidió descifrar el manual de su GPS, que por razones de fábrica sólo venía en inglés, me entretuve hurgando entre anglicismos y desvaríos metafísicos.
Encontré, producto de la traducción, que el GPS es un aparatito muy útil al momento de necesita saber dónde estamos, hacia dónde vamos y de dónde venimos, geográficamente hablando. Este pequeño adminículo, muy necesario para exploradores y aventureros, cabe en un bolsillo o se puede llevar colgando del cuello como un funcional y práctico adorno. Gracias a su intrincada tecnología nos mantiene conectados a uno o más satélites y sí sabemos el lugar exacto donde estamos parados, o sentados, o acostados según sea el caso.
Y entre traducción y traducción se me asoma la pregunta ¿Será posible inventar un GPS del corazón? Uno que sirva para decirnos cuándo NO debemos dejarnos llevar por el ímpetu de la emoción y la pasión y así evitar el perdernos o sufrir el abandono. O quizás para indicarnos por donde ir y por donde no ir. Algo así como un Orientador personal, un psicoanalista portátil, un aparato que guíe nuestros pasos... pero luego me dije: ¡Sería desastrozo! Perder la incertidumbre del destino, el sabor de lo inesperado, la sorpresa, el no saber que nos espera es quizás el estímulo que nos empuja a avanzar.
Podría servir como ayuda quizás pero no como decidor de nuestros pasos. En todo caso, cuando se está perdido siempre viene bien un ayuda, sea de un GPS o de un amigo/amiga que tiende su mano y abre su corazón.
Le entregué a la Flaca su aparato, nos reímos de la idea de un GPS personal para "orientar" nuestras vidas, pero igual queda la sensación, al mirar hacia atrás, que hubiese sido bueno haber tenido un GPS del Corazón algunas veces, pero el paso ya lo dimos, el costalazo ya pasó, nos levantamos y seguimos dándole a la vida, con GPS o sin él es el corazón finalmente quien decide, aunque queramos que sea la razón la que mande siempre termina siendo el músculo cardio, con sus latidos y su rol emocional el que nos mueve.
Cuando alguien invente un GPS para el corazón no faltará el que lo use, la moda siempre encuentra ilusos que la siguen, yo preferiré seguir a la antigua y dejar que la sorpresa me diga si estoy en el lugar correcto y a la hora precisa.

2 comentarios:

malkiano dijo...

La consecuencia, querida Theo, no sólo se da en las acciones, sino también en el pensamiento y en el sentimiento. Nunca ha estado en duda eso, menos en tí. Y sobre la palabra dicha y la risa creada, tú mas que nadie sabe que es propio de los que se aman el decirse los dolores y los amores, y lo que tu escuchaste te lo hemos dicho de fente, sin miedo, porque te queremos. Y si eso aun no es suficiente, pues te extrañamos a pesar de las diferencias ya que estas nos hacen únicos y permiten que sigamos juntos, de lo contrario sería muy aburrido convivir con quien es copia fiel de uno mismo.
Un beso amiga
Malki

stress-sado dijo...

sai que no me gustaria ser guiado por un aparatito que la rechuchaesumadre, como decis tu, prefiero el costalazo, las derrotas muchas veces enseñan mas que las victorias, y asi se hace mas duro uno, que sino te bolveriai deèndiente de la gueaita, asi como el dos caras en arkam asilum, que el pobre tipo es tan dependiente de su moneda, despues del dado, y finalmete del juego de naipes, que a la hora de mear, no sabe si tiene que ir o no....
mejor intentar decidir uno mismo, y si toca costalazo, aguantarlo lo mejor posiblenomas.
Caoz
http://stress-sado.blogspot.com